domingo, 12 de marzo de 2017

ALERTA EN EL CAMPO. CON MANTO DE HAMPA COMUN, DESTRUYEN O DAÑAN SIEMBRAS


Javier Del Valle Monagas Maita

     Avanza sobre el campo venezolano una oleada de ataques permanentes en contra de quienes siembran en pequeños, medianos y hasta grandes extensiones.  Los delincuentes se roban los productos, incluso antes de que estén  listos para descosechar. Invaden las viviendas, se roban los implementos de trabajo, atacan al campesino o productor, se roban los techos de las casas que construye el estado, se roban los alimentos, etc.   Si Ud. denuncia al hampón que logra identificar, si lo agarran, a los tres días está otra vez en la calle Y amenazando a quien lo denunció.  Si el afectado actúa en defensa propia, entonces allí si aplican todo el peso de la ley. Lo que se traduce en una total indefensión del hombre de trabajo del campo.  No hay por ejemplo en Yaracuy, una siembra que no sea azotada por los ladrones que al parecer actúan concertadamente como un plan, para generar el caos y desmovilizar al trabajador.
      No separo esta situación de todo lo que ocurre en el país con los alimentos acaparados, bachaqueados y contrabandeados.  Tengo la impresión que ahora lo que se quiere es impedir que en Venezuela produzcamos nuestros alimentos tradicionales.  Es parte del plan para rendirnos de hambre y que le entreguemos el país al crimen organizado Sion imperialista.
     Es necesario crear respuestas urgentes a estos planes perversos.  En el campo nos podemos defender,  si nos dan las garantías necesarias para tal fin. No se puede combatir el crimen con guantes de sedas y con falsos derechos humanos de quienes no respetan ese derecho a los que trabajamos. No es que vayamos a emprender una guerra contra todos los sospechosos, pero cuando hay la certeza de quienes son. Nos deben permitir actuar, de lo contrario, nos irán matando los hampones, a los trabajadores uno a uno y las policías y la justicia seguirán en sus conchas aletargadas, limitando su accionar a lo que dicen unas leyes hechas para oprimir al pueblo. O por temor a las consecuencias jurídicas que les apliquen si le tocan el pétalo a cualquier hampón degenerado.  Lamentablemente  con el manto de los derechos humanos de los criminales, ladrones y asesinos. Los derechos humanos de la gente trabajadora y común, son violentados a diario por esa hampa y allí no se contempla ninguna forma de protegerlos efectivamente. Todo está en un papel escrito, pero en la práctica no hay garantías, es más ¿Cómo reclama sus derechos humanos un ciudadano después de ser asesinado? ¿Quién se los garantiza y se los restituye? ¿Cómo lo haría en la realidad más allá de un discurso o papel impreso?  Es necesario que la justicia en Venezuela se adapte a los fenómenos de delitos que nos imponen desde afuera planificadamente, los invasores, asesinos, expoliadores y genocidas capitalistas que desean las riquezas de esta nación, sin importarles el pueblo, así como no les importa el pueblo libio, el pueblo sirio, el pueblo palestino, el pueblo iraquí, el pueblo colombiano, el pueblo mejicano, etc.

       Hagamos revolución de verdad, quitémosle al enemigo todas las armas y medios para atacarnos, démosle a pueblo poder suficiente para hacer el trabajo de corresponsabilidad que reza en la constitución bolivariana, mas allá de la retorica de elegir ¿Qué tenemos que organizarnos? Bueno  hagamos planes urgentes, saquemos la milicia o la guardia, o el ejercito, démosles armas al pueblo para su auto defensa.  Pero es necesario hacer algo con mucha urgencia, no es exageración o alarmismo. Estamos en guerra y bajo ataque permanente ¿no nos vamos a defender?
¡VENCEREMOS! (si nos dejan defendernos)
*Abogado con Patria
http://planetaenpeligro.blogspot.com/2017/03/alerta-en-el-campo-con-manto-de-hampa.html
Por favor ayude a difundir este blog  para enfrentar a la matriz des-informadora de la derecha. Dale me gusta al blog
Twitter: @javiermonagasm
Face: javiermonagasm



No hay comentarios:

Publicar un comentario